Leere Wolke - Zenlinie Willigis Jäger
Verzeichnis der Lehrenden
 

La relación profesor-alumno Imprimir

El acompañante de Camino se puede comparar con un guía de montañerismo que nos acompaña cuando queremos subir a la cima y carecemos de experiencia. Es bueno tener un compañero experimentado en el camino espiritual. Las personas tendemos a engañarnos con facilidad. La postura de Dogen Zenji al respecto es radical. Sólo se fía de aquel que pueda acreditar una sucesión jurada. "Para recibir la enseñanza del Budha y transmitirla a otros es necesario, por tanto, que el profesor tenga dicha acreditación. Un sabio que aprecia el sentido literal de la palabra no sirve como Maestro; es como un ciego guiando a otro ciego" (Shobogenzo)


En la relación profesor-alumno siempre hemos de ser conscientes del peligro del concepto de acción/reacción. Aquí antiguos modelos de comportamiento como las relaciones padre-hijo y madre-hija se pueden despertar sin querer. También necesidades afectivas pueden trasladarse a un nivel espiritual. La relación con el/la profesor(a) puede llevar al apego o al rechazo. Para algunos supone demasiada cercanía, y para otros, falta de la misma.

 

Otro peligro es la tendencia a adorar al Maestro. Muchas veces la figura del Maestro se coloca en un pedestal, se idealiza y se acepta todo lo que el Maestro diga sin protestar. Sin embargo, lo que caracteriza principalmente a los Maestros es el conocimiento y experiencia que han adquirido a través de muchos años de práctica. Un verdadero Maestro sólo despierta en otras personas lo que ya está ahí. El alumno debe conectar con este nivel del Maestro hasta que ambos se conviertan en una misma mente. A fin de prepararse para este proceso se necesita confianza recíproca.

 

Uno/a se convierte en alumno/a practicando, primero, Zazén, y luego experimentando Teisho y Dokusan con algunos/as profesores/as para, así, tener un primer contacto con Zen. Quien entonces quiera entablar una relación profesor-alumno se decidirá por un(a) profesor(a) y le pedirá acompañarle. En el Benediktushof de Holzkirchen, donde reside nuestra línea de Zen, todos/as los aprendices, incluidos no-alumnos/as, están invitados/as a practicar Zazén y Dokusan.

 

Solicitud de programa(s)

Puede bajarse los programas también en formato pdf.

 

También les podemos enviar nuestros programas por correo.

 

Solicitud de programa(s)